Goshinkai

Escuela de autodefensa

La autodefensa como camino de seguridad y superación personal

José Luis Prieto

José Luis Prieto

7º Dan Karate

José Luis Prieto, 28 de febrero de 2014

El dedo y la luna

Que el termino significa vía o camino es algo conocido por todos, pero no todos entienden el camino de la misma manera, ni recorren el mismo camino, ni siquiera los caminos elegidos conducen a la misma cima. Aunque todos practicáramos lo mismo, podríamos tener objetivos y motivaciones bien distintas, lo que nos conduciría sin duda a lugares diferentes.

Un explosivo puede ser utilizado tanto para hacer un túnel como para un atentado.

Por otra parte, a veces resulta difícil establecer objetivos conscientemente (conocer el camino) y aunque éste se conociera; lo que realmente es difícil es recorrerlo. Hacer eso que sabemos que debemos hacer, no siempre resulta fácil. El entrenamiento, estudio y profundización en un arte marcial; no está exento de dificultades, mas bien es de la superación de las mismas de las que se nutre.

Son muchos los enemigos con los que luchar y muchas batallas que afrontar. Lesiones, cansancio, frustración, falta de tiempo, de recursos, de motivación y un larguísimo etcétera hacen de la práctica marcial una carrera de fondo que sólo los más fuertes son capaces de soportar.

La motivación sin duda es un elemento determinante y debemos buscarla; pues no siempre viene a nuestro encuentro. Si el desánimo o la frustración hacen mella en nosotros y no encontramos respuestas a nuestras preguntas; debemos confiar en que siempre hay una solución. Con frecuencia estamos tan absortos por el problema que acabamos formando parte de él, olvidándonos de que lo que tenemos que hacer es enfocarnos en las posibles soluciones y no malgastar energía en las cosas que no podemos cambiar.

Por tanto a veces no se trata tanto de buscar más respuestas, sino de hacerse nuevas preguntas. Preguntas que desvelarán interrogantes, pero que generarán a su vez nuevas incógnitas que nos obligarán a dar nuevas soluciones, lo que nos mantendrá en una dinámica de superación y nos mantendrá "enganchados" en una espiral de mejora continua.

En ese desarrollo continúo en el que se convierte el entrenamiento marcial, existen una serie de preguntas que muchos nos hemos hecho. En algunos casos nuestros maestros nos las han respondido, y en otros casos debemos de buscarlas necesariamente nosotros mismos.

Qué entrenar

Antaño, no existía tanta oferta ni deportiva ni marcial como en la actualidad. Ahora se tienen mas oportunidades de aprendizaje, lo cual es un adelanto frente al pasado; pero entiendo también que el exceso de información puede dificultar en ocasiones la capacidad de elección, incluso generar confusión cuando las informaciones recibidas son contradictorias. Por eso es muy conveniente tener claros los objetivos y saber que es lo que uno desea realmente para no perderse ni en la incertidumbre ni en la dispersión.

Cómo defendernos

Debemos entender que en la sociedad actual si bien priman la agresividad y la violencia como formas extendidas de comunicación y expresión, también es cierto que la agresión esta muy penalizada desde el punto de vista social y jurídico (quizás como forma de control de esa agresividad latente). Es por ello que debemos enfatizar en un mayor abanico de respuestas que permitan hacer frente de forma congruente y proporcionada a las variadas formas de agresión existentes.

Con qué defendernos

Desde luego los golpes son una solución contundente para casos muy concretos. Desafortunadamente la mayoría de las agresiones recibidas cotidianamente nada tienen que ver con las respuestas marciales que podamos dominar. Del uso adecuado de la fuerza dependerá la adecuada gestión del conflicto, siendo además muestra inequívoca de nuestra inteligencia marcial.

La primera barrera defensiva es la presencia y la actitud, después está la palabra, pues del dominio de las respuestas verbales dependerá en gran medida la resolución pacífica y aséptica de la mayoría de los problemas. No debemos olvidar que para ello es necesario un control emocional que no siempre es fácil de ejercer. Las técnicas de control son las mas apropiadas en situaciones de bajo riesgo, debiendo dejar los golpes, por sus probables consecuencias lesivas para agresiones de mayor peligrosidad.

Porqué golepar

Aquí nos adentramos en un terreno, en el que prácticamente no hay ni tan siquiera debate en algunas artes marciales o deportes de combate. Es como si el golpear fuera intrínsecamente ligado a la respuesta defensiva, de forma que no caben mas opciones fuera de ella. Incluso las personas mas dogmáticas en este sentido, consideran que toda respuesta distinta no es una opción plausible.

Naturalmente, aunque eso fuera una verdad absoluta, apartaría a las artes marciales de ser consideradas como opción valida para defenderse de forma proporcionada y racional como exigen las leyes actuales. Aquí entraríamos de lleno en la dimensión ética de las artes marciales, y es donde tendría sentido el aforismo "Karate Ni Sente Nashi", Que podríamos interpretar como que no debe haber voluntad ofensiva en karate, o como que no debe haber voluntad de hacer daño, si no fuere como último recurso.

No estoy seguro de que este sea un valor que trate de transmitirse con la misma intensidad, que el de la necesidad de tener determinación y eficacia resolutiva en el combate.

Para qué golpear

Relacionada con la anterior, esta pregunta nos lleva todavía mas lejos todavía, apuntando directamente a nuestro Ego. Que necesidad tenemos de golpear, de castigar físicamente a quien nos intenta agredir o nos ofende. ¿Estamos seguros de que esta es nuestra ultima opción? ¿O quizás el problema reside en que es nuestro único recurso?

Quizás el problema se encuentre además, en algo llamado autoestima (o falta de ella) que hace que nos sintamos ofendidos por cualquier cosa o persona, provocando con ello una respuesta reactiva incontrolada o desproporcionada.

Entiendo que el autocontrol debería ser uno de los elementos clave en el desarrollo marcial que por extensión es el personal. Pienso que como artistas marciales deberíamos incidir mas en el desarrollo interno, en el autoconocimiento; ese que nos hace entender mejor nuestras acciones y reacciones y que como consecuencia desarrolla esa capacidad de empatía capaz de comprender también a los demás.

Quizás de esta manera, cuando nos sintamos ofendidos por alguien, podamos controlar las reacciones automáticas y tener la fortaleza suficiente como para no personalizar y entender que lo que lo que los demás nos dicen no nos califica a nosotros sino a quien emite el juicio o crítica. Debemos plantearnos si aspiramos a ser como el perro o el gato. Si deseamos ser como un Pit-Bull peligroso pero con el riesgo de incontrolable o como el gato que solo sacará sus uñas cuando se ve acorralado.

La pelea no es mas que la punta del iceberg, el dedo que señala la luna. El dedo nos invita a mirar mas allá de él y orientar nuestra atención hacia lo que señala. Es conveniente, y me atrevería a decir que necesario; conocer que se encuentra detrás de la agresividad, la violencia y la agresión. Según cita el prestigioso divulgador de la Comunicación no Violenta Marshall Rosemberg "La violencia es la expresión trágica de las necesidades no satisfechas"

Así pues, la idea de interpretar la agresión exclusivamente como elemento calificativo de maldad en la otra persona, nos lleva con frecuencia a una interpretación demasiado simple y determinista. En esta, nuestras posibilidades de respuesta se reducen a una única vía, que se materializa como reacción de confrontación en la que impera la ley del mas fuerte y polariza nuestra mente limitando nuestras posibilidades de acción.

Difícil camino sin duda, que aunque justo, no goza de la espectacularidad de una patada en la cabeza,y tampoco nos va a hacer a corto plazo "admirados" o "respetados" pero sin duda nos hará mas "respetables" y sobre todo mas equilibrados y felices.


Otros artículos

  1. La Importancia del Autoconocimiento

    Saber defenderse es algo mas que saber golpear o dominar técnicas marciales

    ✎ 31 de agosto de 2014

  2. Desarrollo Marcial VS Desarrollo Personal

    Parece que damos por hecho que el desarrollo marcial y personal van necesariamente de la mano y que el incremento de uno incide necesariamente y proporcionalmente en el otro...

    ✎ 31 de julio de 2014

  3. Competitividad y Competición

    Nos encontramos inmersos en una realidad social en la que somos presa de multitud de estímulos que roban nuestra atención, que pocas veces nos benefician...

    ✎ 30 de junio de 2014

  4. Escapes, esquivas y evasiones

    Los escapes, esquivas y evasiones, son una serie de gestos defensivos que trascienden al uke-waza y que van mas allá de la utilización de las manos y los brazos

    ✎ 31 de mayo de 2014

  5. ¿Alimentación o nutrición?

    Una metáfora nutricional sobre la necesidad de enriquecerse de diferentes habilidades para hacer frente a las situaciones del día a día

    ✎ 30 de abril de 2014

  6. Karate Educativo

    El karate deportivo es la cara más visible de nuestra actividad, sin embargo es sólo una pequeña parte de lo que el kárate debe ofrecernos

    ✎ 28 de marzo de 2014

  7. Características de la agresión

    Tras haber abordado las características del oponente, analizaremos las características de la agresión el rango de respuesta que debiéramos adoptar; para ajustarnos a ...

    ✎ 31 de enero de 2014

  8. El poder de la palabra

    De niños, cuando en la calle o el colegio se producían discusiones que desembocaban en insultos, oíamos decir de los mayores (padres y maestros) frases del tipo ...

    ✎ 30 de diciembre de 2013

  9. El sentido del cinturón negro

    Desde siempre el cinturón negro se ha contemplado como un fin, una meta a alcanzar por todos los practicantes de algún arte marcial...

    ✎ 30 de noviembre de 2013

  10. Defenderse del tigre

    on muchos los años que se dedican al aprendizaje de multitud de técnicas que puedan resultar útiles en caso de agresión. El karate y todas las disciplinas que se entrenan, nos ...

    ✎ 31 de octubre de 2013