Goshinkai

Escuela de autodefensa

La autodefensa como camino de seguridad y superación personal

José Luis Prieto

José Luis Prieto

7º Dan Karate

José Luis Prieto, 30 de diciembre de 2013

El poder de la palabra

De niños, cuando en la calle o el colegio se producían discusiones que desembocaban en insultos, oíamos decir de los mayores (padres y maestros) frases del tipo "no hagas caso, las palabras no hacen daño". Quizás en un intento de quitar hierro a la situación y evitar caer de ese modo en una escalada de violencia de repercusiones mas graves o impredecibles.

Aunque estoy de acuerdo en la primera (no hacer caso), no puedo estar mas en desacuerdo con la segunda (las palabras no hacen daño). Las palabras si pueden hacer daño y mucho mas en el caso de los niños sin los recursos necesarios para orientar ese tipo de situaciones (muchos de mayores aun carecen de ellas).

Las palabras tienen un gran poder y pueden resultar alentadoras y motivadoras, como también desmoralizantes o insultantes, por ello no debemos menospreciar el poder de éstas ni de la importancia de su adecuado uso e interpretación.

Una frase dicha de forma adecuada pero en el sitio inadecuado o en un momento inoportuno puede tener consecuencias totalmente divergentes o incluso contraproducentes.
La autodefensa bien entendida debe contribuir a la consecución y mantenimiento de una calidad de vida, dotándonos de habilidades de lo mas variadas, capacitándonos para resolver todo tipo de conflictos que puedan afectarnos.

No podemos ni debemos por tanto, separar lo personal de lo marcial pues lo primero nos lleva a lo segundo.

La pelea como manifestación de agresión física, no es mas que la punta del iceberg. Y con frecuencia todo lo que hace que lleguemos a esa situación se encuentra por debajo del nivel de la conciencia de la mayoría de personas (incluidos artistas marciales). Por ello solo centramos nuestra atención en la resolución de la parte final sin prestar la mas mínima atención a todos los elementos que la pudieran ocasionar.

Elementos interpersonales de la comunicación (agresividad entre otros), o elementos intrapersonales (cognitivos y emocionales) quedan expresados de manera muy gráfica en la siguiente reflexión:

"Cuida tus pensamientos, pueden convertirse en palabras,
cuida tus palabras, pueden convertirse en acciones,
cuida tus acciones, pueden convertirse en hábitos,
cuida tus hábitos pues conforman tu carácter, y..
cuida tu carácter pues determina tu destino"

No basta entonces, con aprender infinidad de técnicas y soluciones marciales. En definitiva no se trata de "mirar nuevas cosas sino de ver con otros ojos" Pongamos un ejemplo, una metáfora alejada del ambiente marcial para introducirnos en el tema. Supongamos que disponemos de una cuerda y un palo y atamos el uno al otro: ¿Deberíamos considerar que es la cuerda la que está sujeta al palo, o por el contrario, es el palo quien sujeta a la cuerda?

Podríamos disertar sobre el tema sin llegar mas allá que si discutiéramos sobre si fue primero el huevo o la gallina. En realidad dependerá de punto de vista que adoptemos, y en cualquier caso será siempre subjetivo y relativo.

Si nos trasladamos al terreno marcial, si alguien nos sujeta con sus manos por la solapa; ¿debemos considerar que nos esta sujetando, o por el contrario, que él mismo está inmovilizando sus manos en nuestro pecho; limitando con ello de la posibilidad de golpearnos con ellas?

Lo cierto es que de forma genérica y automática nuestra mente va por su cuenta llevándonos a pensar lo primero; lo que también limita y condiciona de forma evidente nuestra capacidad de respuesta.

Concentrarnos en el problema en vez de hacerlo en la solución, no es la mejor estrategia que podemos incorporar a nuestro repertorio de habilidades mentales.
Llevando la misma línea argumental a la esfera verbal. De sobra se sabe que es imposible no comunicar. Incluso los silencios evidencian actitudes o posiciones; que no son necesariamente mas difíciles de interpretar, que la profusa retórica de multitud de personas que, como los políticos hablan sin decir nada.

No digo que sea fácil encontrar ese estado de equilibrio interno (Mushin) que nos permita discernir las cosas tal cual son. Pero ello contribuiría a alejarnos de esos pensamientos automáticos, las etiquetas y los prejuicios, que no hacen otra cosa que llevarnos a una especie de pereza mental, que acaba por someternos; convirtiéndonos en personas tan condicionadas como vulnerables y previsibles y exponiéndonos por tanto a todo tipo de manipulaciones externas, (ambientales o personales)

No siempre las agresiones verbales son evidentes como los insultos, amenazas o coacciones; otras veces se manifiestan de forma soterrada como sarcasmo, ironía, mordacidad, o broma. Una forma muy extendida de manifestación verbal que puede resultar dañina o vivenciarse como tal es la critica. Éstas pueden ser de distintos tipos:

Unas positivas que siempre resultan motivadoras y estimulantes. Pero con todo y con ello debemos tratar de filtrar las objetivas, de las aduladoras o manipulativas, cosa que no siempre es fácil.

Luego están las negativas, debiendo diferenciar entre las constructivas, que pretenden exponer su divergente criterio , pero que tratan de aunar esfuerzos y reconducir el rumbo en una mejor dirección. Por otro lado están las negativas destructivas que atacan a la persona y no al problema, en un intento de descalificación o falta de rigor de los argumentos a través de la falta de capacitación de quien los emite.

Muchas de éstas criticas destructivas, se manifiestan en forma de rumores o cotilleos; mas difíciles de localizar y se vierten entre personas o grupos proclives a creerlos y que con su posterior difusión contribuirán a dar mayor credibilidad al mensaje.

Es una forma de hacer daño poco arriesgada y que puede hacer mucho daño, quizás por ello está tan extendida. Atrás quedaron los duelos de los western en donde se resolvían las ofensas de forma directa.

Quizás debiéramos agradecer a quienes manifiestan su desacuerdo con nosotros de forma vehemente; su valentía y honestidad. Es posible que manifestando respeto por su franqueza, y respetando su forma de expresarse, sin enfadarnos; estemos un paso mas cerca de solucionar el litigio entre ambos.
De cualquier modo, si alguien grita, insulta, menosprecia, o trata de ridiculizar a algo o a alguien, ¿acaso eso define de algún modo o exclusivamente al objeto de su ataque?. O como en el caso de la cuerda y el palo, no debemos cuando menos pensar que está, de algún modo definiendo su educación (o falta de ella) su forma de expresión, su autocontrol emocional (o falta de el), y en definitiva, su propia persona?

Quizás sea momento de aprender a comunicarnos más y mejor para tener que pelear menos.


Otros artículos

  1. La Importancia del Autoconocimiento

    Saber defenderse es algo mas que saber golpear o dominar técnicas marciales

    ✎ 31 de agosto de 2014

  2. Desarrollo Marcial VS Desarrollo Personal

    Parece que damos por hecho que el desarrollo marcial y personal van necesariamente de la mano y que el incremento de uno incide necesariamente y proporcionalmente en el otro...

    ✎ 31 de julio de 2014

  3. Competitividad y Competición

    Nos encontramos inmersos en una realidad social en la que somos presa de multitud de estímulos que roban nuestra atención, que pocas veces nos benefician...

    ✎ 30 de junio de 2014

  4. Escapes, esquivas y evasiones

    Los escapes, esquivas y evasiones, son una serie de gestos defensivos que trascienden al uke-waza y que van mas allá de la utilización de las manos y los brazos

    ✎ 31 de mayo de 2014

  5. ¿Alimentación o nutrición?

    Una metáfora nutricional sobre la necesidad de enriquecerse de diferentes habilidades para hacer frente a las situaciones del día a día

    ✎ 30 de abril de 2014

  6. Karate Educativo

    El karate deportivo es la cara más visible de nuestra actividad, sin embargo es sólo una pequeña parte de lo que el kárate debe ofrecernos

    ✎ 28 de marzo de 2014

  7. El dedo y la luna

    Que el termino dō significa vía o camino es algo conocido por todos, pero no todos entienden el camino de la misma manera, ni recorren el mismo camino, ni siquiera los...

    ✎ 28 de febrero de 2014

  8. Características de la agresión

    Tras haber abordado las características del oponente, analizaremos las características de la agresión el rango de respuesta que debiéramos adoptar; para ajustarnos a ...

    ✎ 31 de enero de 2014

  9. El sentido del cinturón negro

    Desde siempre el cinturón negro se ha contemplado como un fin, una meta a alcanzar por todos los practicantes de algún arte marcial...

    ✎ 30 de noviembre de 2013

  10. Defenderse del tigre

    on muchos los años que se dedican al aprendizaje de multitud de técnicas que puedan resultar útiles en caso de agresión. El karate y todas las disciplinas que se entrenan, nos ...

    ✎ 31 de octubre de 2013