Goshinkai

Escuela de autodefensa

La autodefensa como camino de seguridad y superación personal

José Luis Prieto

José Luis Prieto

7º Dan Karate

José Luis Prieto, 29 de abril de 2013

El sistema defensivo (Uke-no-kata)

Son muy diversas las formas de enfrentarse a una agresión física. La elección de la más adecuada va a depender de distintos elementos, entre los que destacan:

  • La formación y el entrenamiento que uno posea – Reflejo condicionado.
  • La distancia – Si es corta, media o larga
  • El tipo de ataque - Si es directo o circular, de puño o pierna, etc.
  • La peligrosidad del ataque – Si es sin armas o con ellas, fuerte o no, así como otros factores.
  • El tipo de agresor – Si es mas fuerte, alto, pesado, lento, rápido...

He reunido a modo de decálogo, diez formas distintas que podemos utilizar para hacer frente a las más diversas agresiones:

1. Encajar y resistir

Es la forma mas ruda y primitiva consistente en confiar en la dureza de nuestro cuerpo y mente para soportar la dureza del golpe, en la confianza de que será mayor la resistencia que la fuerza del golpe. Existen sistemas que hacen especial énfasis en el endurecimiento corporal como forma de preparación para el combate. Naturalmente esto estará condicionado por la zona de ataque a la que este dirigida el golpe: no es lo mismo encajar un golpe en el abdomen, que en la cara , testículos u ojos.

2. Protegerse

Especialmente útil en distancia corta, cuando los golpes son tantos o tan variados que resulta imposible su identificación y defensa activa. Es por ello que se recurre a esta formula de defensa pasiva en la que se pretende cubrir las zonas mas vulnerables que pueden ser objeto de ataque (con brazos, codos y rodillas fundamentalmente)

3. Detener

Es el sistema defensivo consistente en interponer la defensa (palmas de las manos ante ataques de puño, o planta del pie ante patadas) en la trayectoria para evitar haga impacto en zona vulnerable.

4. Bloquear (Go)

Es la forma básica de defensa utilizada en sistemas como el karate. Su principal característica reside en la perpendicularidad de la defensa respecto del ataque. Se trata de ejercer fuerza contra fuerza con la intención de hacer daño al otro a la vez que se evita su impacto. Generalmente realizadas con el antebrazo.

5. Desviar (Sorasu)

En este caso la idea es la de acompañar la trayectoria del golpe del adversario desviándola de su objetivo de forma diagonal o tangencial. Suelen ser realizadas con la palma o dorso de la mano y en ocasiones con el antebrazo.

6. Envolver (Kake)

La finalidad de esta forma defensiva no es otra que la de cambiar la trayectoria del ataque, dándole circularidad al movimiento y reconduciéndolo en otra dirección que facilite una respuesta o contraataque efectivo. La ventaja de este forma defensiva reside en aprovechar toda la energía del adversario para utilizarla a nuestro favor con el consiguiente ahorro de energía en la acción.

7. Interceptar (Tsukami)

Muy útil para la realización de posteriores técnicas de control y luxación; así como imprescindible en el enfrentamiento contra armas. Se trata de coger el miembro agresor tras defenderlo; para evitar ser de nuevo agredidos por él, y para manipularlo con posterioridad de la forma que sea mas conveniente según el caso.

8. Anular (Kushin)

Mediante el desplazamiento hacia atrás y hacia adelante.

9. Esquivar (Ten-I)

Es la esquiva que deja el ataque del adversario sin objetivo. Por un lado evitamos el golpe y por otro generamos la oportunidad de respuesta al aprovechar la nueva situación (huecos o desequilibrio del otro). Es especialmente útil ante adversarios de mayor tamaño o peligrosidad, al evitar un enfrentamiento directo en el que el tamaño, peso o peligro de la agresión desaconsejan un enfoque de ese tipo.

Podemos distinguir dos tipos de esquivas, según la mayor o menor participación del cuerpo en el movimiento:

Sabaki
Cuando la distancia lo permite (larga) y el tiempo de reacción es consecuentemente mas prolongado, podemos, gracias al movimiento de pies y cadera generar un desplazamiento que nos sitúe en una posición menos comprometida y que posibilite una respuesta en condiciones favorables.
Kawashi
Cuando la distancia es mas corta, no siempre podemos reaccionar con un movimiento tan amplio como en el caso anterior, es por ello que solo podemos limitarnos a mover una parte del cuerpo, (tronco y cabeza generalmente) para de esta forma eludir el impacto mediante la inclinación, giro, agacharse, reclinarse, etc.

10. Ceder, adaptarse (Yawara)

Cuando la agresión ( empujón, golpe), no ha podido evitarse y este ha impactado en el cuerpo, la única alternativa a resistir es ceder en la dirección del impacto para de esta forma minimizar sus efectos, y en el mejor de los casos aprovechar la energía recibida como motor de nuestra siguiente acción ofensiva.

Resumiendo podemos concluir diciendo que dependiendo de la naturaleza del ataque y de nuestra formación marcial, podemos seguir una progresión defensiva que dividiremos de la siguiente manera:

  1. Utilización de nuestra fuerza
  2. Evitación de la fuerza del adversario
  3. Utilización de la fuerza del adversario

Lo mas congruente desde el punto de vista marcial, es ir desprendiéndose de la fuerza como energía básica de enfrentamiento para ir aprendiendo paulatinamente a evitar la del otro y dejar paso (cuando la edad y condición física no lo permitan) a la utilización de la fuerza del otro como elemento protagonista de la eficiencia del movimiento.


Otros artículos

  1. La Importancia del Autoconocimiento

    Saber defenderse es algo mas que saber golpear o dominar técnicas marciales

    ✎ 31 de agosto de 2014

  2. Desarrollo Marcial VS Desarrollo Personal

    Parece que damos por hecho que el desarrollo marcial y personal van necesariamente de la mano y que el incremento de uno incide necesariamente y proporcionalmente en el otro...

    ✎ 31 de julio de 2014

  3. Competitividad y Competición

    Nos encontramos inmersos en una realidad social en la que somos presa de multitud de estímulos que roban nuestra atención, que pocas veces nos benefician...

    ✎ 30 de junio de 2014

  4. Escapes, esquivas y evasiones

    Los escapes, esquivas y evasiones, son una serie de gestos defensivos que trascienden al uke-waza y que van mas allá de la utilización de las manos y los brazos

    ✎ 31 de mayo de 2014

  5. ¿Alimentación o nutrición?

    Una metáfora nutricional sobre la necesidad de enriquecerse de diferentes habilidades para hacer frente a las situaciones del día a día

    ✎ 30 de abril de 2014

  6. Karate Educativo

    El karate deportivo es la cara más visible de nuestra actividad, sin embargo es sólo una pequeña parte de lo que el kárate debe ofrecernos

    ✎ 28 de marzo de 2014

  7. El dedo y la luna

    Que el termino dō significa vía o camino es algo conocido por todos, pero no todos entienden el camino de la misma manera, ni recorren el mismo camino, ni siquiera los...

    ✎ 28 de febrero de 2014

  8. Características de la agresión

    Tras haber abordado las características del oponente, analizaremos las características de la agresión el rango de respuesta que debiéramos adoptar; para ajustarnos a ...

    ✎ 31 de enero de 2014

  9. El poder de la palabra

    De niños, cuando en la calle o el colegio se producían discusiones que desembocaban en insultos, oíamos decir de los mayores (padres y maestros) frases del tipo ...

    ✎ 30 de diciembre de 2013

  10. El sentido del cinturón negro

    Desde siempre el cinturón negro se ha contemplado como un fin, una meta a alcanzar por todos los practicantes de algún arte marcial...

    ✎ 30 de noviembre de 2013